COLOCACIÓN

Coloque la bandera en el mástil y que ésta ondee líbremente.
Evite que la bandera roce o golpee sobre otros mástiles, árboles, farolas, postes, fachadas, etc.

MANTENIMIENTO

La rotura de una bandera se inicia por la rotura de un solo hilo de la costura del dobladillo perimetral, frecuentemente en la parte inferior externa. Si observa algún daño, por pequeño que sea, quite la bandera y repárelo, así ampliará la vida útil de la bandera.

LIMPIEZA

La suciedad producida por la contaminación en el aire es fácilmente subsanable con un lavado.

Antes de efectuar el lavado debe quitar todos los elementos duros de la bandera: anillas, o cualquier otro elemento de anclaje. Utilice una lavadora normal, un buen detergente de marca y hágalo a una temperatura del agua de 40º – 60º. Planche a una temperatura baja y a ser posible colocando un paño encima del tejido para evitar posibles quemaduras, ya que el poliéster planchado a una temperatura alta puede quemarse y arrugarse.