Una bandera de despacho es aquella que, por denominación, se ubica en interior, normalmente en oficinas o en instalaciones de empresa. Esto condiciona en cierta medida toda esta tipología de banderas.

Al contrario que otros modelos, la bandera de despacho no va a tener que enfrentarse a ciertas condiciones meteorológicas como la lluvia o el viento, ni tampoco al deterioro que supone estar colocada en el exterior de forma continua, lo que permite la utilización de tejidos satinados de mayor calidad, los cuales le confieren un tacto y caída mucho más elegantes y llamativos que los conseguidos en las banderas de exterior.

Las banderas publicitaria de despacho puede marcarse mediante impresión, bordado a mano o bordado a máquina.

Este tipo de banderas se confeccionan con un dobladillo perimetral, una vaina lateral para introducir el mástil y un par de cintas en la parte superior de la bandera para ser atadas en la zona del pináculo del mástil y evitar que la bandera se caiga.