Los dos procesos más habituales en la impresion textil son:
Impresión digital y estampación plana